La exportacion y los precios

ZONA FRANCA

Cuando las empresas exportan logrando un mejor precio en el exterior que en el país, pueden verse beneficiadas a retirar sus ventas en el mercado interno, prefiriendo de esta manera exportarlos. Los gobiernos podrían desalentar esto consiguiendo que a mayor oferta para el mercado local el precio baje. Hay varias maneras :

• Disminuir el precio que obtiene el exportador en el exterior fijando derechos de exportación sobre el precio FOB (retenciones ) por ejemplo: la leche infantil paga 5%, (otros lácteos 0%), los porotos de soja 32%, algunos corte de carne vacuna 15%, carne porcina 5%, etc.

• Limitar la cantidad que puede ofrecer. Son los llamados “cupos de exportación”. Por ejemplo, el Ministerio de Economía – mediante la oficina de la UCESCI (Unidad de Coordinación y Evaluación de Subsidios al Consumo Interno)-, tiene el control de la cantidad exportable a través de la autorización -o no- de los ROE (Registro de Operaciones de Exportación), que son las declaraciones que hacen las empresas expresando su voluntad de exportar:

Lácteos: a través del ROE BLANCO. Los productos alcanzados son en teoría la leche, el queso y algunas preparaciones especiales como la leche modificada y el margarine cheese. Desde el 1° de agosto de 2013 se empezó aplicar a toda la cadena láctea: yogurt y otros fermentados, lactosueros, manteca y otras materias grasas de la leche, lactosa, leche en polvo maternizada, dulce de leche, helados, caseína, caseinatos, etc.
Granos y derivados: a través del ROE VERDE. En la actualidad, no hay demasiados inconvenientes en conseguirlo, lo que sucede es que los productores se resisten a la venta, esperando que el valor del dólar sea más alto mientras almacenan en “silobolsas”. Hay que tener presente el alto porcentaje de retenciones mencionado (32%).

El control de precios

Lo más difícil es entender que a pesar de tener el control sobre la oferta local a precios no rentables o poco rentables desincentiva la inversión y destruye la industria. No puede apartarse jamás del delicado equilibrio entre precios accesibles locales y rentabilidad de las empresas.
El control de precios consiste en un acuerdo entre el Estado y privados de diferentes sectores, sobre el porcentaje y la periodicidad en que se incrementarán los precios.
Puede ser una herramienta tan válida como acotada, es un recurso que no termina de acatar los problemas de fondo.
Fuente: T & Comercio Exterior

Deja un comentario